Amuleto Fálico Romano. Modelo 2

Versión de un Amuleto Fálico Romano de la suerte. En la antigua religión romana los amuletos eran utilizados para invocar la protección divina o remedio para la envidia o el mal de ojo, protectores de todo mal. El plumaje en forma de espiga, se recoge entorno a un nervio central inciso. En la parte superior el amuleto presenta una argolla en suspensión y en la inferior los órganos genitales masculinos. El aspecto más interesante de la pieza lo constituyen las dos grandes oquedades circulares que presiden su zona media. Dos enormes ojos se abren con una única finalidad, preservar contra el "mal de ojo". La conjunción del falo con los ojos hace un afianzamiento si cabe más efectivo contra la representación del mal mismo y por ello doblemente poderoso. Amuleto emeritense, es probable que fuera la encubierta representación de la lechuza, pájaro y de ahí las alas, en el que sus grandes ojos son una de las notas que le caracterizan. Esta pieza une a la magia del falo del ojo y la forma de animal, siendo, por tanto triple. realizadamediante modelado y la técnica de fundición a la cera perdida. El material utilizado es bronce. El original se encuentra en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida.

Características
Peso: 29 g
Dimensiones: 5 cm × 5 cm × 0.5 cm