Plutón.

Versión escultórica de la figura romana “Plutón“, dicha figura fue hallada en 1912, en el Teatro de Mérida. El original data del siglo II d. c. y actualmente se encuentra en el Museo Nacional de Arte Romano. Pertenece a la clase de dioses selectos o dioses escogidos. Viste túnica corta, que llega un poco mas abajo de las rodillas. La cabeza de hermosas facciones, tiene majestuosidad en la expresión. Junto a la pierna derecha un bloque cilíndrico sirve de apoyo y refuerzo al equilibrio de la estatua. En su superficie lleva grabadas las hojas de una planta como cañas. Calza sandalias que descubren los dedos de los pies. La cabeza va cubierta con un casco. Un día Plutón cansado ya de su celibato, divisó y raptó a Proserpina, hija de Ceres. Orgulloso el dios con su presa, lanzó a todo correr sus caballos, abrió la tierra con un golpe de su cetro y se hundió en el reino de las tinieblas. Ceres entonces se presentó a Jupiter padre de los dioses, le dijo si su deseo es que Proserpina os sea devuelta, no me opongo a ello, con tal que no haya comido nada. Ceres pudo recuperar a su hija pero solo durante seis meses al año ya que Proserpina acababa de echar mano de una granada. Los otros seis meses del año los pasó con Plutón. El material empleado en la escultura es bronce y la técnica escultórica modelado y fundición a la cera perdida. 

Características
Peso: 1.46 kg
Dimensiones: 8 cm × 5.3 cm × 17 cm