ESCULTURAS

ESCULTURAS ARQUEOLÓGICAS

BRONCE

MADERA

PIEDRA

HIERRO

En estas obras Fernando Rodríguez Montilla, ha utilizado: hierro, madera, mármol, caliza y la difícil encina, esculturas que es el fruto de muchas reflexiones, de dialogar con la materia y colocarla en el espacio. Sembrar en el vacío. Esculpir en la oscuridad. Recopilar soles. Fundir la materia para darle forma.
El escultor encuentra en su interior la forma de expresión en la propia materia, la va descubriendo, desnudando, la acaricia mientras la viste, habla se apasiona. Sufre y se alegra en su obra dándole vida.
Desde su estudio en Madrid pasó a Mérida, de donde procede de nacimiento y familia, a un estudio donde centrar sus ideas, se identifica, pasa horas de soledad y encuentra su interior. Vuela y se aferra en el firmamento. El cosmos es su recinto. Investiga.
Su escultura moderna tiene cierto realismo en las líneas de sus obras. La vida ha sido su principal maestra. Lee, estudia, mira y siente, visita y guarda, conversa y plasma.
Horas de silencio, medita constantemente, sus manos van acariciando la materia, le da forma, se identifica y comienza a sentir con ella. Pasea en la sombra, quiere que la luz solo pueda verse al término de la consecución de su pensamiento.
Fernando Delgado